Img
Las 10 frutas más sabrosas de otoño para niños

Llegó el otoño y muchos de nosotros decidimos abandonar algunos hábitos veraniegos en la alimentación de nuestros hijos.

Siempre es una buena elección el consumo de frutas de otoño y verduras de temporada.

La llegada del frío, la reducción de horas de sol, la vuelta al cole…, son algunas de las circunstancias que pueden provocar una bajada de defensas en nuestros pequeños, dando lugar a los primeros resfriados.

¿Sabías que incluyendo el consumo de alimentos que contengan vitamina D, C  y antioxidantes en su dieta protegemos su sistema inmunitario?

Desde La Casita queremos ayudarte para ello y te ofrecemos un listado de 10 frutas de otoño para que tus pequeños las consuman a lo largo de esta temporada.

UVAS

Es una fruta con importantes propiedades antioxidantes y mucho hierro. Destacan su poder de evitar el estreñimiento en los más pequeños, además de ser una fuente de azúcar y carbohidratos útiles para todos aquellos que necesiten energía extra. Sus propiedades naturales protegen la visión y ayudan a prevenir la inflamación.

PLÁTANOS

Aunque  es una fruta que la podemos encontrar a lo largo de todo el año, lo cierto es que la mejor época para consumirlo es el otoño.  Cuentan con la ventaja de que es una de las frutas favoritas de los más pequeños y eso nos facilita enormemente que lo ingieran sin poner ningún tipo de inconveniente.  El plátano supera a muchas frutas en cuanto a antioxidantes (carotenos, vitamina C y E) ayudando así a proteger el organismo de nuestros hijos a nivel cardiovascular y equilibrando la presión arterial.

ARÁNDANOS

Considerados como una “super fruta” porque es el alimento con mayor cantidad de antioxidantes. Son grandes aliados dentro de una alimentación sana y equilibrada gracias a los grandes beneficios que ofrece. Introducir esta fruta en la alimentación de nuestros peques ayudará a combatir el colesterol favoreciendo la presencia de colesterol bueno, reducir la presión arterial mediante la prevención de los picos de glucosa en sangre y mejorar la vista del pequeño mediante la gran cantidad de unos antioxidantes llamados antocianinas que previenen los daños oculares.

MANZANAS

 La manzana es otra de las frutas que se pueden encontrar en cualquier estación del año. Sin embargo, las mejores variedades de estos alimentos se cultivan durante esta estación. Entre sus propiedades más importantes encontramos: alto contenido en fibra ayudando a reducir el colesterol en sangre, grandes cantidades de potasio y alto contenido en quercetina que facilita la protección de las neuronas del cerebro. Además, su cáscara contiene una fibra insoluble que ayuda a la evacuación intestinal previniendo el estreñimiento o la diarrea.

PERAS

Ricas en Vitamina C.  Ayuda a prevenir la aparición de anemia durante la etapa del crecimiento de nuestros pequeños. La cantidad de Vitamina C de esta fruta también ayuda a la producción de colágeno mejorando el aspecto de la piel del niño.  No debemos olvidar que las peras contienen más de un 80% de agua biológica por lo que actúan favoreciendo la función de los riñones y la eliminación de toxinas del organismo.

MANDARINAS

Contienen vitamina A y C, ácido fólico y potasio. Además, su pulpa incluye vitamina B lo que aporta al organismo del bebé propiedades antiinflamatorias. Al igual que algunas frutas mencionadas con anterioridad, las mandarinas son esenciales para combatir el estreñimiento y la anemia. 

KIWIS

Es una fruta rica en antioxidantes y vitamina C, en potasio y ácido fólico. El kiwi ayuda en la formación de anticuerpos favoreciendo el sistema inmunológico y también es buena en la alimentación de los más pequeños de la casa para evitar el estreñimiento, la gastritis y los gases, mejorar la circulación de la sangre, favorecer el sistema inmunitario y combatir la anemia.

MANGO

Posee un alto contenido en carotenoides que se transforman en vitaminas A y C. Su alto contenido en agua, hidratos de carbono y fibra ayudan a aumentar las defensas del organismo, fortalecer los huesos, curar la anemia y a la digestión del proceso alimenticio.

GRANADA

La granada es una fruta muy saludable ya que estimula la acción de la vitamina C. Es una de las frutas con más poder antioxidante y con más vitaminas que ofrece el otoño. Un pequeño truco es partirla por la mitad y darle golpecitos con una cuchara de madera hasta que todos los granos se suelten. Puede tomarse al natural, en ensaladas o batidos entre muchas otras recetas.

CAQUI 

Destaca su contenido en vitamina C, más del doble que el que contiene una naranja.  También es muy rico en potasio, en proporciones similares a las del plátano, y en ácido fólico, vitamina que colabora en la formación de anticuerpos favoreciendo el sistema inmunológico.

Una alimentación saludable y equilibrada es fundamental para el estado de salud de los niños, y determinante para un correcto funcionamiento del organismo, buen crecimiento, una óptima capacidad de aprendizaje, comunicarse, pensar, socializar y adaptarse a nuevos ambientes y personas, un correcto desarrollo psicomotor …  ¡FELIZ OTOÑO!

img