Img
¿El uso del chupete interfiere en el desarrollo del lenguaje? Beneficios e inconvenientes.

El uso o no del chupete, a día de hoy, es uno de los motivos que más polémica presenta entre los padres de niños en edades tempranas. Es cierto, que, gracias a las novedosas ecografías 4D y 5D, se puede ver como el feto durante el embarazo ya recurre a introducirse el pulgar en la boca para succionarlo, y se relaciona con ciertos momentos de estrés, por ello se piensa que es una necesidad con la que los niños nacen.

Los padres que están a favor del chupete, justifican su posición argumentando que está comprobado que el bebé se tranquiliza cuando llora si se le facilita el chupete, y que otros recursos no han funcionado. No están en lo incorrecto, cierto es que se produce una autoestimulación que les tranquiliza. Además, ayuda al bebé a desarrollar los mecanismos cerebrales que controlan el desarrollo de las vías respiratorias superiores.

El inconveniente llega cuando el uso del chupete se alarga demasiado en el tiempo, es ahí cuando pueden aparecer posteriores alteraciones del lenguaje. Por ello, se recomienda a los padres que decidan dar un chupete a su bebé, que lo hagan de manera selectiva, sólo para determinadas situaciones y comenzar a retirar el chupete en su debido momento.  

Las alteraciones que nos podemos encontrar posteriormente afectan a nivel de lenguaje, de habla y estéticamente.  

Por un lado, la costumbre del niño de meterse objetos en la boca, ya sea el chupete, el dedo… para satisfacer su necesidad de succión no nutritiva, obstaculiza el ejercicio espontáneo de los músculos bucofonatorios que son esenciales para el desarrollo del habla y conseguir una correcta articulación, adquiriendo los fonemas en su debido momento según va marcando el desarrollo normotípico de los niños. Que quiere decir, que mientras el niño tenga el chupete o el dedo dentro de la boca, los movimientos que realiza de succión no son los adecuados para favorecer y poner en práctica la articulación. Así mismo, se reducen las posibilidades para darse las conductas de comunicación verbal, tan importante en éstas edades.

También puede afectar a la atención del niño. Un niño que va por la calle se va fijando en los diferentes objetos y situaciones que van pasando, va haciendo uso de su atención dividida, atención sostenida… y va expresando lo que ve, como un perro, un coche, comienza a utilizar el lenguaje para comunicar al mundo lo que ve y le está gustando. Los bebés que no usan chupete o succionan el pulgar, emiten mayor cantidad de balbuceo y canturreos que los que llevan el chupete, con ello, el bebé ensaya los sonidos que posteriormente necesitará para hablar. Sin embargo, los bebés que mantienen el chupete constantemente, se centran en realizar ésa actividad tanto que no prestan atención a la necesidad de interaccionar con su entorno, se centra tanto en el bienestar que le produce la succión que desperdicia los momentos de comunicación con otras personas, la posibilidad de observar y explorar su entorno.

A nivel físico, el uso continuado del chupete, provocará malformaciones dentarias, las cuales no desaparecen cuando cambian los dientes, si se modifica la estructura dentaria, los siguientes volverán a nacer con la misma malformación, y la solución será ortodóncica cuando sean mayores.

Por ello, desde el servicio de logopedia siempre se recomienda que se limite el uso del chupete y el biberón a situaciones determinadas y limitadas durante el día o la noche, y no prolongar su uso demasiado en el tiempo, ya que la edad recomendada para comenzar a retirar el chupete, biberón o succión digital es cuando el bebé tiene alrededor de los 2 años de edad. Con ésta decisión, se le ha dado la oportunidad de que desarrolle los mecanismos más arriba especificados, se le ha dado en cada momento la posibilidad de calmarse con la succión, pero ahora es necesario que aprenda otras técnicas para relajarse, para aumentar su frustración, para aumentar su tolerancia, para que desarrolle sus músculos y órganos y para que comience a interactuar y a comunicarse completamente con su entorno.

                                                                      Yessica López Ortiz

                                                                     Diplomada en Logopedia

                                                                                             Nº COLCV 46683

                                                                   Logopeda de La Casita Bilingual School

                                                                                        www.lacasitabilingual.com

img